LA ENERGÍA SOLAR

Introducción

El “estado del bienestar” supone una gran demanda energética, desde nuestros hogares hasta la industria, pasando por el ocio y los servicios comunitarios. Teniendo en cuenta que actualmente España es un país de servicios, que carece de recursos naturales para la producción de energía, debemos aprovechar al máximo la posibilidad de utilizar todos los recursos energéticos que estén a nuestro alcance. 


Entre estos recursos se encuentran las energías alternativas que, aunque no son la solución al problema energético por su magnitud, pero poco a poco van ganando importancia y toda aportación debe ser bienvenida.

Hay que tener en cuenta que las principales características de esta fuente de energía son:

1. Sólo se puede aprovechar durante unas horas al día.


2. Seguridad de que la energía media anual obtenida por cada metro cuadrado se mantiene casi constante año tras año.


3. Durante el invierno coinciden otras condiciones que producen una disminución en el aprovechamiento de la energía solar: pocas horas de sol, el sol está muy “bajo”.



4.  El mayor inconveniente de las instalaciones térmicas es que, habitualmente coinciden las mayores necesidades energéticas con los momentos de menor aportación, y viceversa. En este tipo de instalaciones, los hábitos de consumo y el diseño inicial de viviendas e instalaciones es importante para aumentar el rendimiento final del sistema.


 

aprovechamiento solar

Existen dos tipos (los más difundidos) de aprovechamiento de la energía del sol

Mediante paneles térmicos

Consiste en calentar un líquido que pasa por unas tuberías situadas en el interior de un armazón y con un cristal como cubierta (Captador térmico).

Este líquido se utilizará para calentar un depósito solar, a través de un intercambiador, que se utilizará para obtener Agua Caliente Sanitaria o Calefacción.

Como es muy importante escoger un buen captador solar que aproveche muy bien los días con poco sol, nosotros comercializamos el captador solar Wallnöfer, diseñado para centro Europa y que alcanza un rendimiento del 85%.

EL SISTEMA WALLNÖFER.

La Élite de la Energía Solar: Genial, sencillo, seguro y saludable.

No todos los Sistemas Solares Térmicos son iguales, al igual que no todos los coches son iguales.

La filosofía del Sistema Wallnöfer es la de encontrar un Sistema global, no un grupo de elementos sueltos, que se basen en un funcionamiento sencillo, eficaz y que ahorre el máximo de energía obteniendo el máximo rendimiento y aprovechamiento.

Partiendo de esta idea tan sencilla y compleja al mismo tiempo, Wallnöfer diseñó un sistema válido para realizar instalaciones en los países centroeuropeos, donde predomina entre el 40 – 70 % de días de sol flojo y nublados; por esta razón es muy importante que el captador y el acumulador estén construidos de manera apropiada para obtener una amplia cobertura en la obtención de Agua Caliente Sanitaria. Por ello partió con la elección de los mejores materiales y componentes para garantizar el mayor tiempo de vida útil de la instalación, y con una brillante concepción de instalación solar que pudiera aprovechar al máximo la poca energía que se dispone en esas latitudes.

Al final, ha conseguido el sistema existente de mayor rendimiento y que más energía aprovecha, otorgándole a todos los componentes una gran importancia en el aprovechamiento total.

 

Las principales características del Sistema Wallnöfer son:

  • No se necesita energía exterior para la regulación del circuito primario, ya que usa un panel fotovoltaico para alimentar una bomba de caudal variable; por lo que no se utiliza energía eléctrica de la red ni válvulas de tres vías, consiguiendo un sistema autorregulado que se adapta instantáneamente a la cantidad de radiación existente en cada momento y parando la instalación cuando la radiación no es suficiente, ya sea durante el día, al comienzo o a la finalización de éste y, obviamente, durante la noche.

  • Es un sistema pensado y diseñado tanto para la obtención de Agua Caliente Sanitaria (ACS) como para la ayuda en la utilización de calefacción en funcionamiento continuo.

  • Ideal para sistemas de calefacción radiante y calentamiento del agua de piscinas.

  • Posibilidad de cambiar cualquier componente por otro convencional, o por el existente en caso de reformas, teniendo en cuenta que disminuirá el rendimiento y el aprovechamiento global del sistema.

  • Utiliza el captador Wallnöfer KA-88, con un rendimiento del 85 %, carcasa de acero inoxidable y con  10 años de garantía, y además el acumulador que no produce legionela, consigue un rápido calentamiento y el ACS no tiene mal sabor aunque sea de grandes dimensiones.

(Nota:  Recomendamos el sistema de calefacción radiante para todos los casos, aunque no se instale energía solar, ya que consigue el mismo confort que otros sistemas pero con la utilización de menor cantidad de energía.)

 

 

SISTEMA TERMOSIFÓNICO

Existe un sistema con un funcionamiento más sencillo que el Sistema Wallnöfer, y es el Sistema Termosifónico. El funcionamiento consiste en que el líquido que está dentro del captador, al calentarse, disminuye su densidad y se desplaza hacia la parte superior de éste, llegando hasta el acumulador, que debe estar a una altura superior a la de los captadores. En el acumulador se intercambia el calor con el agua de su interior, sin mezclarse, y continua hasta la parte inferior de los captadores donde vuelve a calentarse.

Este sistema es auto-regulado y no necesita ninguna bomba en el circuito de los captadores, ya que la velocidad de circulación depende de la cantidad de calor absorbido, que a su vez está en relación directa con la radiación existente en cada momento., muy simular al funcionamiento con el panel fotovoltaico Wallnöfer.

Este sistema es el aconsejado para pequeñas instalaciones, ya que sólo precisa uno o dos captadores térmicos y de un acumulador con intercambiador interno.

 

 

Mediante paneles fotovoltaicos

Consiste en producir energía eléctrica, mediante paneles compuestos por un número de células fotovoltaicas interconectadas, y que tienen la propiedad de conseguir un movimiento de cargas eléctricas en su interior al incidir en ellas los rayos solares. Cada una de estas células funciona como una pequeña pila.

Estas células están insertadas en un material, que puede ser transparente o no, de muy poco espesor y con un marco que es el utilizado para el anclaje y darle mayor robustez.

La energía eléctrica producida puede utilizarse para el autoconsumo y carga de baterías o para venderla a una compañía eléctrica, formalizándolo con un contrato.